[/row]
[row][column one-third] [" /> Playas de Caravia y Colunga | Playas | Que Hacer

Tripadvisor

Playas de Caravia y Colunga

Estas playas ocupan más de 3 kilómetros de la costa de Caravia y Colunga. Sumando el territorio de estos municipios obtenemos sin embargo más de 20 kilómetros de litoral. Y es que además de sus playas, podemos disfrutar de impresionantes acantilados, pedreros, zonas abruptas de grandes rocas y puertos pesqueros

como el de Lastres.


Esta franja marítima, incluida en la denominada Costa Jurásica de Asturias, guarda también un inmenso tesoro geológico y paleontológico. Abundan los rastros y fósiles de aquella era, los hallazgos se han ido archivando y catalogando durante la última década y ahora se exponen en el Museo Jurásico de Asturias. Un edificio con forma de icnita gigante emplazado en un cerro cercano desde el que divisamos una gran panorámica del mar Cantábrico. Tras él se alza imponente la Sierra del Sueve. El Picu Pienzu, su cota más alta, está a más de 1.000 metros de altitud y completa un relieve inédito. En pocos lugares existe un contraste tan apreciable entre el nivel del mar y las montañas; una combinación perfecta, muy grata para la vista.

 

A pie de playa el paisaje no es menos perfecto. La afloración de rocas, la desembocadura de ciertos ríos, la cercanía de las laderas, los prados, y el hecho de que las playas se muestren totalmente abiertas al mar, se traduce en una sensación de inmensidad natural.

 

Las playas jurásicas, como aquí hemos decidido llamarlas, son quizás las más olvidadas y menos concurridas de la zona oriental de Asturias. Los concejos vecinos de Ribadesella, Villaviciosa o Llanes llenan sus playas en la época estival, mientras que Caravia y Colunga han sabido guardar cierto aire de nostalgia y soledad. Se trata de arenales que en bajamar multiplican sus dimensiones y que por tanto resultan muy difíciles de llenar.

 

Es un auténtico privilegio disfrutar de las cuatro playas de Caravia: La Espasa, Moracey, La Beciella y el Arenal de Morís. Entornos marítimos propicios para la práctica del submarinismo, el surf, la pesca y, por supuesto, el baño. También resultan idóneos como escenarios eólicos para los amantes de las cometas; en más de una ocasión se han celebrado concentraciones numerosas de esta especialidad.

 

La playa de la Espasa pone el límite a Caravia por el Oeste, donde comienzan las playas de Colunga. Unos 13 kilómetros más de litoral y muchos y variados rincones para componer un paisaje marinero de los más destacados de Asturias. Colunga es un buen lugar para disfrutar de los deportes náuticos. El puerto pesquero y deportivo de Lastres alberga la posibilidad de practicar vela, surf o windsurf, además de la pesca submarina en las proximidades del Cabo de Lastres. La playas son todas de arena finísima. La propia Espasa (en su vertiente occidental), La Isla y La Griega son las más visitadas. La de la Isla recibe el nombre de un peñón al que queda unido en la bajamar. Está bordeada por un paseo con enormes eucaliptos que han visto pasar mucho tiempo y que dan un toque insospechado al paisaje marino. La playa tiene forma de concha de unos 800 metros de longitud. En su entorno inmediato ha proliferado un pequeño núcleo urbano de carácter vacacional, el más importante de todos los que acompañan a estas playas solitarias.

 

Partiendo de La Isla tenemos la posibilidad de practicar un senderismo novedoso al borde los acantilados hasta llegar a la siguiente playa: La Griega. Seguimos un sendero que discurre entre los 50 y 75 metros de altura y que nos muestra a las claras el gran valor medioambiental de esta costa. El camino, que parte del lugar conocido como “La Colonia”, nos conducirá hasta la aldea de Huerres. Desde ahí tomamos una Ruta de Pequeño Recorrido (PR)perfectamente señalizada. Junto a la iglesia del pueblo parte un nuevo sendero que discurre por terrenos de Huerres y de San Juan de Duz hasta finalizar en la playa de La Griega.

 

Tiene forma de delta y unos 800 metros de longitud. Aparte de su gran belleza, La Griega es un museo al aire libre. En ella encontramos huellas de dinosaurios saurópodos de 125 centímetros de diámetro, las más grandes descubiertas en el mundo hasta el momento. Para ver las icnitas no tendremos problemas, pues se encuentran perfectamente señalizadas. Al fondo de estas descubrimos un pedrero enorme que sirve como lugar de faena para decenas de vecinos que practican la pesca deportiva.

 

De forma contigua a la Griega se extiende la playa de Lastres y la villa marinera sobre ella, colgando literalmente sobre el mar. Este último arenal tienes unos 350 metros de longitud y es conocida también como la playa del Estilleru. Su proximidad al pueblo de Lastres le concede un doble atractivo, pues después de pegarse un buen baño un paseo reconfortante no viene mal, sobre todo si sirve para descubrir una de las villas más bonitas de Asturias. Desde el propio pueblo de Lastres existen un montón de promontorios para seguir disfrutando de la vista marítima.

var pageTracker = _gat._getTracker("UA-1314401-3"); pageTracker._initData(); pageTracker._trackPageview();